Home |  Historia  |  Anuarios  |  Los Protagonistas  |  EspecialesNoticias |  Links |  Sobre nosotros | 
    Estas en:     >   Home   >   Especiales   >   Reportajes  
Bookmark and Share
Reportajes


Mayo de 2004

Ricardo Cohen - Rocambole

"Lo único trascendente es el arte"


Ricardo Cohen es artista plástico, diseñador gráfico y profesor de Bellas Artes. A fines de la década del sesenta fue uno de los fundadores de la Cofradía de la Flor Solar, un pionero emprendimiento comunitario - musical llevado a cabo en la ciudad de La Plata. Bajo el seudónimo de Rocambole es el creador de la parte gráfica de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota (artes de tapa de todos los discos, afiches, entradas).

En una entrevista exclusiva, el apodado "Mono", recordó su experiencia comunitaria, reflexionó sobre la repercusión social de sus imágenes y opinó acerca de la incursión de las nuevas tecnologías en el arte.



"Todos somos artistas"


¿Cuándo fue su primer contacto con el dibujo y la pintura?.

La mayoría de los seres humanos empezamos a dibujar a los tres años, eso es universal. Todos somos artistas desde ese momento, pero algo sucede entre los cinco y doce años que hace que muchos olviden esas habilidades y, en general, lo que pasa es la educación. Quizás en ella no haya lugar suficiente para explotar toda esa capacidad innata que poseemos para expresarnos gráficamente y disfrutar del mundo gráfico. Eso ocurre también con la música y en muchas otras aptitudes que tenemos y son la expresión de nuestros estados a través de esas formas.


¿Hubo un momento en que pensó: "esto es lo que quiero hacer"?.

Dibujaba en forma natural, igual que cualquier chico, como tenía cierta habilidad para hacerlo eso me estimuló, porque carecía de otras destrezas, no sabía jugar bien al fútbol, ni era el más peleador. Entre los ocho y doce años, mi madre me envió a la Escuela de Bellas Artes a unos cursos para niños donde aprendí a dibujar en una forma académica y clásica, como se estilaba entonces.

En la adolescencia me dediqué a vivir un poco del pincel, trabajando en publicidad, confeccionando carteles, fileteando ómnibus, haciendo todo lo que podía con el pincel en la mano.


"Con la Cofradía queríamos hacer una revolución estética y de costumbres"


¿Cómo era el "clima" de La Plata a fines de los '60?.

La Plata era un lugar que tenía una universidad famosa en toda Latinoamérica, a ella acudían estudiantes de todas partes de América y de lugares lejanos del país, se daba una confluencia de gente interesante. Además era la época de las peñas folklóricas, existía la cultura de bares, las personas se reunían en ellos a discutir de todo, ya sea de arte o política. De todo ese debate y bohemia surgían ideas para plasmarlas en determinados momentos. Había situaciones políticas (luego serían el trasfondo de cosas un poco más intensas) y artísticas (que darían como origen toda la época del Instituto Di Tella). En la parte de la música coincidía con la aparición del rock nacional.

Fue una época de mucho dinamismo, creatividad y de ganas de realizar cosas, estaba casi todo por hacerse, era el campo ideal para la práctica de la imaginación.


(1) Mayo Frances

En mayo y junio de 1968 se produjo en Francia una grave crisis política originada en las barricadas estudiantiles del Barrio Latino de París. Los estudiantes reclamaban reformas en los claustros, los sindicatos se solidarizaron con ellos y anunciaron una huelga general. El 20 de mayo el número de huelguistas superaban los diez millones. El presidente Charles De Gaulle, anunció la disolución de la Asamblea Nacional, la celebración de elecciones legislativas en junio y la reorganización del gobierno. A pesar de la victoria de los gaullistas la continua crítica al sistema obligó al presidente a una nueva consulta popular (abril de 1969) tras la cual renunció a la presidencia de la República.


(2) San Francisco

Ciudad de EEUU, en el estado de California. Durante 1967 fue la cuna del movimiento hippie que se desarrolló en ese país.
¿Influyó en la Cofradía de la Flor Solar situaciones como el Mayo Francés?. (1)

Con la Cofradía nos adelantamos un poco a él porque la fundamos en el verano de 1967 y en ese momento no teníamos noticias de un movimiento hippie, estudiantil o algo parecido. Lo único que conocíamos eran los poetas de la generación beat y muchos autores argentinos como Julio Cortázar, Baldomero Fernández Moreno, Jorge Luis Borges que eran lectura cotidiana.

Cuando tuvimos información del Mayo Francés y de todo lo que pasaba en San Francisco (2) nos asombramos muchísimo porque creíamos que éramos los únicos que estábamos en esa tendencia.


Quizás el "espíritu de época" tuvo que ver en el hecho de que La Cofradía estaba realizando acá algo que también sucedía en San Francisco...

Claro, en La Plata en 1968 apareció un personaje extraño, vestido de monje que venía desde Sudáfrica, había estado en San Francisco y bajaba por toda América, como él decía, "cumpliendo una misión". Trataba de llevar las buenas nuevas de un nuevo mundo que parecía que estaba sucediendo y al encontrarse con nosotros dijo, "acá nos es necesario que venga a hacer la misión". Estuvo con nosotros compartiendo nuestra casa durante un tiempo, causaba mucho asombro, era una especie de Jesucristo que andaba por las calles.


¿De qué manera influían los acontecimientos políticos de aquél momento?.

Eramos muy ingenuos en nuestras ideologías, no teníamos tanta información como algunos jóvenes de esa época que eran militantes, de lo que sabíamos un poco era de poesía o arte. Lo nuestro quería ser una revolución estética y de costumbres, más que un cambio brutal llevado a cabo a través de las armas, y en muchos aspectos lo logramos. No es lo mismo este mundo que el que viví antes de La Cofradía, hoy día cualquiera se viste o se peina como le da la gana, en aquella época me dejaba un poquito la barba y me tiraban piedras.

La idea del amor, la pareja y muchas otras cosas se comprendieron mejor después de todos esos movimientos y cambios de costumbres. Hubo mucha más libertad para expresar esas cosas tan normales de la vida.


¿Piensa que sería posible en la actualidad una experiencia comunitaria como la de la Cofradía?.

Creo que cada experiencia es coyuntural con respecto a situaciones de época, no me parece que ahora se den las condiciones como para hacer eso nuevamente, no tendría sentido. Hoy sería mejor reflexionar qué quedó en el tintero de toda esas vivencias y tratar de aprovechar lo mejor.

La Cofradía fue como una advertencia, ni siquiera sabíamos que lo era en su momento, acerca del futuro que nos esperaba. Quisimos volver un poco a una vida natural, artesanal, sospechábamos que el mundo iba camino a lo que hoy conocemos como globalización donde impera una ley caníbal, de rapiña y de sálvese quien pueda.


"Prefiero que mis imágenes sean destinadas socialmente"


En un reportaje para la revista La García afirmó: "no me gusta que el arte se transforme en un objeto valioso que forme parte del mecanismo capitalista", ¿cómo evitar que forme parte de ese mecanismo?.

El arte es lo más lindo que puede hacer el hombre, en teoría, no tendría que formar parte del mercado de producción. Los seres humanos comemos, trabajamos, nos reproducimos y morimos, más allá de eso lo único trascendente que podemos hacer es el arte. Es lo mejor, da alegría a la vida y nos proyecta más allá de las cosas elementales de ella. El arte siempre puede darnos mucho disfrute, el estado de conciencia al que podés llegar en un momento dado escuchando una música que conmueve o leyendo un libro que emociona es impagable.

Yo realizo imágenes que son consumidas, tomadas o reproducidas, pero no quiero que sean consideradas como objetos para adorar o que cobren un gran valor monetario. Prefiero que sean destinadas socialmente, por eso me inclino por la reproducción, la ilustración, la historieta, pues por sus modos de difusión están al alcance de todos.


Pero siguen estando insertas dentro del capitalismo...

Es posible, vivimos un mundo capitalista y no podemos evadirnos, pero dentro de él hay brechas donde el sistema no ha perfeccionado sus ganchos, en ellas me cuelo. Yo no pinto cuadros para vender, lo que hago es para ser reproducido, prefiero eso y que mis obras estén en calcomanías, buzos o lo que sea.


¿Qué siente cuando en la calle ve sus dibujos en las remeras de los chicos?.

Es una emoción profunda saber que alguien quiere las obras que uno hizo de tal manera que las usa, las ama. Me conmueve ver a los chicos cuando pintan esas imágenes en las paredes, hacen banderas y todo eso que pasa. Creo que es una forma de exponer mucho más vital que en una galería de arte, las imágenes se hacen más de todos y más de nadie.


¿Qué opina de que uno de sus dibujos se halla convertido en un símbolo de luchas sociales?.

Es fenómeno, quizás captó la esencia de la rebeldía y la revolución. Muchos se sintieron identificados con un hombre gritando, sacudiendo una cadena, pero más allá de eso no sé que impacto pudo haber producido, si hubiese sido por mí lo hubiera corregido porque lo hice a las apuradas. Ahora yo me influencio por ese dibujo como todos.


¿Cómo se podría explicar la devoción del público por Los Redondos?.

Me parece algo extraordinario, Yo y otros que participamos en la banda hemos dejado de preguntarnos el porque. No sabemos las causas por las que se produjo y personalmente he dejado de tratar de interpretarlo. Es un fenómeno y por esas cosas del destino me he visto involucrado en él, lo agradezco porque gracias a eso puedo mostrar mis imágenes.


"La creación de ultrarealidades es una de las cualidades del arte"


¿Cómo se lleva con las nuevas tecnologías aplicadas a su trabajo?.

El diseño gráfico ha cambiado notablemente desde la aparición de las nuevas tecnologías, como todo diseñador, he tenido que adaptarme a esas circunstancias. En una época llevaba originales a la imprenta, luego me pedían las imágenes en un diskette y ahora me las piden en CD. Es un desafío interesante, toda la técnica que ha caído en mis manos he tratado de experimentarla.


Debido a la manipulación de las imágenes que son capaces de realizar las nuevas tecnologías, por ejemplo en el caso de la fotografía, el ser humano podría llegar a dudar de sus propios sentidos, con respecto a que uno no sabría si lo que ve es real o no...

Desde los griegos que los artistas plásticos vienen modificando imágenes intentando la llamada mímesis o sea la representación de la realidad exacta. Apeles, pintor griego, era un ilusionista tan destacado que pintaba las paredes de su estudio de tal manera que la gente se tropezaba con ellas pensando que, por ejemplo, un pasillo seguía.

Los artistas del Renacimiento, cuando descubrieron la perspectiva, trataron de crear un espacio profundo donde el cuadro parecía que representaba la realidad como la veía el ojo humano. Creo que sigue la historia, a lo largo del tiempo todas las nuevas técnicas van tratando de crear una suerte de ilusión acerca de lo real, no sé si de reemplazar la realidad pero sí crear realidades.


¿Cómo ve eso de crear realidades?.

La creación de ultrarealidades es una de las cualidades del arte. El hecho de que la fotografía o el cine puedan ser manipulados y ahora carezcan de la condición que tuvieron en un momento de ser documentos me parece fantástico porque la fotografía nunca fue parecida a la realidad. La realidad es muy diferente a una foto.


¿Pero la fotografía no capta un instante de la realidad?.

Capta algo, unas manchas de luz sobre una superficie sensible, pero dista mucho la estética de la fotografía de ser lo que uno ve. Una puesta de sol jamás es parecida a una postal, todavía falta mucho para eso. La realidad virtual, a través de sonidos, movimientos, crea una suerte de realidad, pero es como un cuadro, una imagen cualquiera, la realidad es otra.


"Acerca de rescates y grandes cambios"


¿Cómo fue su experiencia de ser profesor de secundario?.

Tuve momentos fantásticos e intensos trabajando en escuelas de alto riesgo (por el nivel socioeconómico). Logré rescatar chicos de situaciones sociales muy densas. Una de las cosas que me enorgullecen es que algunos de esos pibes que fueron alumnos míos, y eran de hogares absolutamente carenciados, los volví a ver en escuelas de arte ejerciendo la docencia, esos por lo menos zafaron de ser chorros de autos o algo peor.


Usted es de una generación que quiso cambiar las cosas, desde ese lugar, ¿qué opina de este momento que vivimos como país?.

Toda crisis es positiva, todo caos siempre es el comienzo de un nuevo orden, de modificaciones en el tablero y eso es bueno porque así como estamos no me parece que sea lo mejor.

Los cambios o las revoluciones muy difícilmente se hacen en forma individual, los grandes cambios los realizan los pueblos en su conjunto y creo que llegará un momento en que las cosas van a ser distintas.















El contenido de esta web posee Copyright (® 1999-2009), no obstante ello puede ser utilizado parcialmente, lea las condiciones aqui
Si algúna imagen tiene ® se ruega enviarnos un EMAIL la retiraremos inmediatamente

www.lahistoriadelrock.com.ar